• Fabricio Alaña SJ

¿Los jóvenes necesitan un nuevo pacto educativo?




Muchos, por no decir todos los jóvenes son conscientes que algo pasa con la educación, que no funciona bien y mucho más en este tiempo de pandemia. Por ello, Rebeca conversando con Julio estaban inquietos por el fin de la Pandemia.

¡Rebeca! ¿Cuándo acaba esta pandemia? -exclamaba más que preguntaba Julio, su compañero de bachillerato. “Extraño a mis compañeros, los juegos y no me vas a creer hasta a los mismos profes, pues me corregían y acompañaban mejor y no solo unas cuantas instrucciones y en pocas horas que dan en esta Educación Remota Emergente". Tienes razón Julio, y yo también los extraño, por las mismas razones que tú. Lo cierto es que, si no nos cuidamos, los gobiernos de turno no son más responsables con el manejo del dinero de todos y lo empleen en las vacunas, medicinas y la sociedad misma sea más organizada, esta pandemia no acabará. Pero no nos desanimemos, vamos donde el padre Fabro a preguntarle qué podemos hacer para mejorar la educación y no solo nuestra salud mental y estados de ánimo. Recuerda, que siempre nos citaba en las clases la frase de Jesús: “hay más alegría en el dar, que en el recibir” (Hechos 20: 35) y que el secreto para crecer en la vida como persona está en saber salir de sí. Vamos pues.

Padre Fabro, ¿Cómo está? Porfa, necesitamos una orientación. Ya no aguantamos el estudio a distancia, la falta de contacto con nuestros compañeros, una mejor retroalimentación de nuestros profesores, además del sufrimiento y pobreza que está trayendo esta pandemia que vivimos. ¿Qué podemos hacer?

Chicos, todos nos encontramos afectados por esta situación. Entiendo lo que me dicen desde su realidad. Pero chicos creativos como ustedes pueden encontrar alternativas de aprendizaje, recreación y solidaridad. Veamos.

Lo primero ¿qué pasaba con la escuela/colegio antes de la pandemia? Pues, padre, usted ya sabe, fue rector varios años. Vamos hablen, no tengan miedo, saben que los quiero y confío en ustedes. Bueno, los profes no todos eran activos o no escuchaban, no sabían usar la tecnología, el colegio, como le pedía el Ministerio de Educación calificaba por notas que no reflejan nuestra realidad humana integral. El currículo era el centro de enseñanza, el autoritarismo la manera de enseñar, la vida alejada de la escuela/colegio. Bien chicos, O sea, que la educación estaba en crisis, pues, respondía esquemas del siglo XIX, de la revolución industrial, donde el centro está en el conocimiento para aplicar a la industria y empleo. Y no para solucionar la vida de la gente.

¿Qué de bueno ha traído la pandemia, si es que podemos usar esa frase para nuestro tema? Rebeca responde con rapidez: “Padre ahora todo es virtual, por internet, los maestros se vieron obligados a usar la tecnología, les falta, en algunos casos siguen aburridas las clases virtuales, siguen siendo clase y no espacios digitales o entornos virtuales de aprendizaje”. Así es Rebeca, pero no es culpa solo de ellos. Si el colegio no invierte en plataforma digitales, capacitaciones para diseños de aulas virtuales que no es lo mismo que clases, no se podrá conseguir mucho. Pero ustedes, que saben bastante de cuestiones tecnológicas pueden hacer propuestas. Padre, es que no nos escuchan dijo Julio, pero puedes insistir-dijo Padre Fabro-. Ojalá que tengan claro las lecciones de este tiempo

¿Qué podemos hacer para la escuela post pandemia? Mucho. El Papa Francisco insiste en HACER UN NUEVO PACTO EDUCATIVO GLOBAL. Ustedes jóvenes deben hacer escuchar su voz y hacer pensar a la gente la necesidad de convertirnos en una “aldea educativa”. Padre, aclare eso de Aldea Educativa y Nuevo Pacto Global.

Aldea Educativa es “aquella que coloca en el centro a la persona, de modo que su proceso de aprendizaje personal y colectivo, permita a los jóvenes a desarrollar su personalidad”. Y ALIANZA O PACTO EDUCATIVO: es “el compromiso asumido por los estudiantes, educadores, familiares, gobiernos, iglesias y entidades de la sociedad civil organizada, que al modo de protagonistas empeñan sus mejores energías para concretar esta nueva educación” (H. Herrera, Jorge de Paula sj, Claudia Chesini Acsc, Diccionario del Pacto Educativo Global, ANEC, CIEC, CNBB, SM, 2021).

Padre Fabro, pero esos conceptos necesitan algo más para hacerlos realidad. Así es chicos. Según el P. Lico Klein, que hizo un libro sobre el pensamiento del Papa y la Nueva Educación como mínimo se requiere:

1.- Tener el coraje de poner en el centro a la persona, se necesita otros modos de entender la economía, la política, el crecimiento, la producción.

2.- Invertir las mejores energías. Un verdadero cambio en la inversión educativa, planificar a largo plazo, y...

3.- FORMARSE PARA SERVIR. Poner la vida y problemas de la comunidad en tus estudios y en tu colegio. El Aprendizaje Basado en Proyectos, el Aprendizaje Servicio, el Emprendimiento social, en donde algunos dicen que “social is a new cool” son las claves de la finalidad del nuevo pacto que la nueva educación requiere. (L. Klein, sj, Revista Educación Hoy, CIEC, pdf).

¿Está claro chicos?, -no padre- pero entendemos que solo los jóvenes no podemos cambiar la educación. Así es, ánimo a investigar, ustedes pueden.

Por

Fabricio Alaña E.


PARA PENSAR

¿Cómo VIVEN LOS JÓVENES LA EDUCACIÓN EN PANDEMIA?

Con menos emociones que antes y visualizando pocas alternativas.

¿CÓMO APROVECHAR LO QUE HOY VIVIMOS?

Comparando y contrastando la vieja y la nueva educación.

¿CÓMO CAMBIAR LA EDUCACIÓN?

Promoviendo, inspirando y movilizando un Nuevo Pacto Educativo Global.

64 views0 comments

Recent Posts

See All