• Fabricio Alaña SJ

LAS REDES SOCIALES: ¿UNA ADICCIÓN?




Las redes sociales producto de la tecnología  son buenas o malas dependiendo del uso que hagamos de ellas. Son instrumentos y no fin.


¿qué te permite las redes sociales?...


La tecnología 2.0 nos permitía una comunicación y uso moderado de la información. Hoy las redes sociales cambian el uso, me invitan a ser protagonista. Me tomo una foto con un personaje famoso, a pesar de que puedo encontrar miles de fotos de ese personaje en la web (red). Pero no con mi foto tipo selfie, yo aparezco ahora. Antes quería protestar, hoy a través de las redes protesto. Las redes te permiten conectarte con personas a la distancia.


Se nos pueden ir de las manos. Los más famosos influencer/youtubers son positivos o negativos. Queremos ser cool. Ahora la gente detecta lo que realmente importa, según los parámetros sociales. Las redes nos enganchan porque nos gusta relacionarnos con los demás. Hasta los nueve años lo que más le importa a los niños es el entorno que le rodea, sus padres, sus familiares. A partir de los nueve años se convierten en una manera de sentirse validado, perteneciente a un grupo social. Entonces, son buenas o malas, depende del uso que le demos y del resultado que consigamos. Son medios. Hay que EDUCAR  a los chicos en el uso de los instrumentos, no dejarlos solos.


Estar siempre en contacto es una ventaja de las redes, pero pueden tener su lado negativo. Suelen ser enemigos de la productividad, uno de los ladrones de tiempo. Entras un momento y te quedas mucho tiempo. Las redes sociales están hechas para hacer adictivas a las personas, esa fue la intuición del creador de Facebook. Pues mientras más tiempo pasas en ellas, más dinero ganan ellos. Los creadores de las redes. Mientras más deslizas el dedo hacia abajo para ver más contenidos,  más anuncios de publicidad aparecen, más ganan ellos. Y eso se aumenta si se pone pornografía, escándalos, etc. A parte de poner interfaz, emoticones, entre otros elementos. La interacción de las propias redes hacen adictivas a las personas.


Cada vez que compartes un post, recibes un like te sube la dopamina, es lo mismo que te pasa en las relaciones humanas cuando recibes un abrazo. Eso le gusta al cerebro. Y así te conviertes en un verdadero yonki de las redes sociales sin aguja, sin dolor. Nos cuesta caer en la cuenta que esta adicción es una falsa felicidad, es como tomar drogas.

El peor de los males es la baja de autoestima que produce en las personas la adicción a las redes, especialmente instagram. En donde la gente edita las fotos o se pone las mejores fotos, esto provoca reacción de admiración, pero cuando tu ves eso y no has puesto fotos o no tienes los likes o "corazoncitos" a montón, te sientes mal, no eres tan popular como los otros, no soy feliz. Muy pocos se dan cuenta que esa gente no es feliz, usan las redes sociales para tapar su felicidad. Se hace una versión distorsionada de sí mismo. Esto provoca depresión y alienación, vives falsamente.


Recuerda las redes sociales pueden ser buenas y lo son cuando tienen una causa noble, formativa o para los mismos negocios. Pero debes saber poner los límites adecuados para que lo bueno pese más en la balanza de tu vida y promoción de la misma.


Padres, madres, no dejen solos a sus hijos, sepan mirar lo que miran, sepan acompañar y dé usted el cariño y consejo necesario para saber usar las cosas de la vida y forjar su estima como persona de valer. Profesores solo con el ejemplo sabiendo usar las redes para buscar y mejorar el conocimiento es que se puede ayudar a los chicos no para chatear o revisar las redes cuando le mandas un trabajo grupal.



¿Qué son las redes sociales?

Son espacios creados para comunicarnos/conectarnos a distancia


¿Qué peligro tienen las redes sociales?

Están hechas para la adicción al no saber usarlas ni manejar tus emociones.


¿Qué hacer con los chicos y las redes sociales?

Educarlos, saber mirar lo que miran, saber estar cerca de ellos y aconsejar con amor.

22 views

Recent Posts

See All

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.