• Fabricio Alaña SJ

LA POLÍTICA COMO AMISTAD SOCIAL


Seguimos el diálogo entre Sofía, la chica pragmática y electrónica con José, el humanista y preocupado por las cuestiones sociales de su ciudad y país. Los dos de colegios religiosos. Sofía, porfa, dame tu concepto de política. –Espera José, estoy jugando con los algoritmos de la compu, para sacar la mejor velocidad del invento que estoy realizando para ahorrar energía, cuidar el planeta y no perder la velocidad que nos fascina a los jóvenes. Así que José déjate de tanta literatura y ponte a trabajar que es lo mejor que puedes hacer para vivir. –Ya, Sofi no puedo creer que una mujer tan pilas sea como dice la canción: -materialista…interesada…- Sofi, por ello mismo, para encontrar las condiciones de productividad necesitamos leyes y políticas de Estado que regulen el mercado. O tu crees en la teoría del azar y necesidad o de la generación espontánea que las cosas se pueden regular por sí misma sin discernimiento histórico de las situación y oportunidad. No mijita- Espera José, creo que has captado mi atención. O sea, que la política ayuda a crear condiciones de productividad para todos. Eso mismo te digo y por ello, nosotros los jóvenes debemos tener una idea mejor de la política y no dejar que los adultos y politiqueros de siempre nos digan que la política es solo espacios de poder para beneficiar a sus socios o compinches de barrio, dijo José, categóricamente. Tienes razón José. Y cómo podemos hacer para comprender bien y realizar la mejor política. Preguntó Sofía. Vamos donde el padre Fabro que el otro día vi una propaganda que tenía un webinar… ¿Webi, qué? Webinar, esas charlas que se dan por zoom. Ahhh, suspiró Sofi. Bueno, vamos donde el padre Fabro que había dado una charla sobre la Política como Amistad Social en el pensamiento del papa Francisco. Algo debe guiar las reflexiones que desde la fe y en diálogo con las ciencias sociales, la filosofía y la teología pueden aportar no solo para la construcción de un pensamiento cristiano sino para la consolidación de una sociedad que anhela justicia, verdad, bondad y belleza. Wua José, te pasaste, ya hablas como el padre Fabro en difícil pero atractivo. Vamos. Hola Padre Fabro, cómo está. No tiene helados esos de paila que tanto le gustan o el artesanal del argentino de Manta. Hola Chicos, los extrañaba de mi última conversación con ustedes. Si tengo helado. El artesanal, vamos al comedor y podemos hacer un Banquete, al estilo platónico, ¡se acuerdan!, que alrededor de la mesa filosofaban para pensar como vivir en la República. Vamos padre, y tiene galleta, sí tengo, me regalan mis feligreses. Amar es compartir. Uhy eso ya no es político padre. Por qué lo dices, pues vinimos para que nos aclare qué es la política, ya que necesitamos refundarla para que los jóvenes se interesen y podamos construir esa civilización del amor que tanto predicaba Jesús o como usted nos enseñó en las clases de religión hacer realidad el Reino de Dios. Así es José y Sofi, hace poco el Papa Francisco publicó una encíclica social, que se llama Fratelli Tutti. Pare, pare padre. ¡Eeenncíclica! ¿qué es eso? Es la Palabra oficial de la Iglesia promulgada por el Papa como enseñanza magistral que debe orientar el pensar y actuar de los cristianos y de los hombres y mujeres de buena voluntad. –Y qué dice el Papa sobre la Política. El Papa ratifica lo que ha dicho la Doctrina Social de la Iglesia desde hace muchos años. Que el ejercicio de la política es el más alto acto de caridad, pues en ello se concreta la ley del amor que enseñó Jesús: amar a Dios y al prójimo (Mt. 22, 36-40). Por ello, el papa Francisco en esa encíclica define a la Política como el amor social. Ya que en la practica del amor está esa capacidad de salir de sí, de tu propio interés. Y nos recuerda, todo político es un ser humano y está llamado a vivir el amor en sus relaciones interpersonales, cotidianas. “La ternura es el camino que han recorrido los hombres y las mujeres más valientes y fuertes. En la actividad política hay que recordar que cada uno es sagrado y merece nuestro cariño y entrega. Los grandes objetivos soñados se logran parcialmente. Quien ama ha dejado de entender la política como poder. (FT 195).” Por eso concreta el Papa. “Un individuo puede ayudar a una persona, pero cuando se une a otros genera procesos sociales de fraternidad y de justicia para todos. Entra en el campo de la caridad política”. (FT 181). Un acto de caridad es ayudar a una persona mayor a cruzar un río. Es bueno, pero un acto de inteligencia y caridad política es construir un puente (FT 183). Genial padre Fabro. O sea, la política se practica en la vida cotidiana y en los micro procesos. Así es. En mi parroquia también la podemos practicar. Claro. ¿Cómo? No solo apoyando a los pobres, regalándoles comida, en especial a los migrantes que hay muchos en nuestra ciudad. Sino también, ofreciendo asesoría legal, a través de consultorios jurídicos que pueden hacerse en las parroquias en alianzas con universidades o el Servicio Jesuita de Refugiados. Lo uno es caridad, lo otro es caridad política que busca leyes justas para todos. Bueno padre, como siempre, ricos los helados y muy amena la conversación. Pero no se queden en ello chicos, a leerse la encíclica Fratelli Tutti. Por Fabricio Alaña E. PARA PROFUNDIZAR ¿QUÉ HACER PARA SUPERAR LA APATIA DE LOS JÓVENES POR LA POLÍTICA? Mostrar la necesidad de crear estructuras justas para sus proyectos. ¿TIENE LA FE UNA PALABRA PARA LA POLÍTICA? Claro, es el mejor acto de amor público, de salir de tu interés. Entonces, según el Papa Francisco: ¿Qué es la Política? La capacidad de amar a todos creando las condiciones para una vida digna, forjando un proyecto nación.

P. Fabricio Alaña Echanique SJ, Mg

68 views0 comments

Recent Posts

See All