• Fabricio Alaña SJ

¿HAS DECIDIDO CRECER O LO DEJAS PARA MAÑANA?


Estos encierros en donde hemos visto en muchos chicos la posibilidad de pasar en familia, reconocer los seres maravillosos que nos rodean y que han hecho que nosotros lleguemos a ser lo que hoy somos, ¿nos está preparando al mismo tiempo para la aventura de la vida? O ¿preferiremos seguir siendo niños, gozando de los cuidados y mimos de papá, mamá o familiares? Cada ser humano tiene su ritmo en la vida, pero lo cierto es que si algo hace crecer a un ser humano es su capacidad de tomar las decisiones sobre su vida.

Nadie ha elegido ser hombre o mujer, llevar tal apellido u otro. Eso se nos viene dado, es un don y no una mera predeterminación. Lo más propio de los humanos es hacerse cargo de la vida ¿qué decides ser con lo que eres? El desafío más grande que tiene la educación no es usar las metodologías interactivas o las tecnologías y prepararse para una educación digital o a distancia. Esto es un medio no un fin. Es APRENDER A VIVIR y vivir bien con dignidad y sentido, que el chico o chica que salga de un centro de estudio o de un proceso de enseñanza-aprendizaje presencial o virtual sepa no solo pensar sino crear y decidir cómo servir y no pisotear lo humano, cuidar el planeta y buscar otros modelos de desarrollo y de vida, no el consumista y rentista que ha depredado y pisoteado lo humano y el mundo, causante del COVID19  y de nuestros encierros y de seguir viendo mediocridad, abuso y mal uso en el poder político o económico.

Como dice mi amigo Antonio Pérez Esclarin: “Nacimos en una determinada matriz cultural, que  marca lo que somos y hacemos, lo que pensamos y creemos. Somos hijos de una familia concreta y de un país que debemos conocer, respetar y querer. Somos únicos e irrepetibles y debemos asumir la vida en una actitud de asombro, agradecimiento y humildad”. Y el mayor asombro que hoy debemos reconocer además de valorar a los que forman y conforman nuestro hogar, es que debemos tomar decisiones para aprender la lección y para buscar soluciones a los problemas de la humanidad.

EL COVID19 No es un mero problema científico o biológico, nos ha enseñado, si hemos reflexionado bien estos días, que el sistema económico y social vigente causa muerte, nos toca a los que sobrevivimos alentar la vida y aprender a salir CO-VIDA, no solo con vida, sino a convivir con otros de otra manera. Solo desde una “austeridad compartida” lograremos disminuir los males que nos encierran, pero sobre todo preocuparnos por los que menos tienen y deseando codiciar, consumir menos para compartir cariño, conocimiento y bienes. Nuestra economía está destruida, el endeudamiento y riesgo país alto: ¿cómo salir con vida? Con austeridad pero no a la manera del ahorro individual que busca acumular para sí. Sino desde la preocupación de velar por los cuidados del otro para que no nos falte lo elemental para vivir con dignidad, ahorrar para dar-nos.

Querido Joven, estos encierros te deben preparar para la gran decisión de la vida y nadie lo puede hacer por ti. La vida nos la dieron, pero no nos la dieron hecha. Los humanos somos los únicos que podemos y debemos labrar nuestro futuro, que podemos inventarnos a nosotros mismos y podemos reinventar el mundo no solo reimaginar la educación como ahora se dice y se necesita. Como decía aquel gran educador brasileño, Paulo Freire: “La educación tiene sentido porque los seres humanos somos proyectos y podemos tener proyecto para el mundo. El futuro no es solo por-venir, sino también por-hacer. Nuestra vocación es reinventar el mundo y no meramente reproducirlo”. Reflexionemos: ¿Para qué me sirve el necesario encierro? Para valorar la vida, no solo a mis seres queridos.

¿Qué debo aprender de estos encierros? Cómo pasar del COVID19 AL COVIDA 00

¿Qué define al ser humano? El que es capaz de hacer proyectos de vida


125 views

Recent Posts

See All

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.