• Fabricio Alaña SJ

Compañeros: ¡Sigan iluminando el Camino!



Un amigo es una luz que brilla en la oscuridad, nos dice la canción que escogieron 148 chicos de la Unidad Educativa de Fe y Alegría: JOSE DE ANCHIETA SJ, de la ciudad de Manta, en su misa de graduación la semana pasada. Esta semana es la incorporación y les queda todo un mundo por descubrir, toda una aventura que seguir, pero donde el camino para los jóvenes hoy es más cuesta arriba que antes, mucho más oscuro a pesar del aparente brillo de las computadoras, celulares y nanotecnologías.


Los jóvenes hoy son presa de las mismas redes sociales si no han tenido amigos auténticos o verdaderos maestros que los hayan capacitado en su uso adecuado, son adictos del ciberespacio, presa fácil de redes de pornografía, violencia, dinero fácil. Por ello, el mensaje de  DANIELA MICHELLE GINER NAVARRETE encerraba profunda gratitud por sus amigos que se forjó en estos años en su querido Colegio José de Anchieta sj, y a su vez pedía esa luz no solo al Padre Dios que logró experimentar, sino a sus compañeros que supieron alentarla cuando lo necesitaba. 


Este fue su emotivo discurso ....


“Creo que siempre hemos soñado con la llegada de este día. Gracias Dios por habernos ayudado durante años, el sacrificio fue grande pero tú siempre nos diste la fuerza necesaria para continuar y lograrlo. Qué rápido pasa el tiempo.  Hoy vemos como estos 13 años, quedan en solo recuerdos o en momentos buenos o malos, llenos de sacrificio, trabajo, duro y dedicación donde tuvimos preocupaciones, decepciones y tropiezos, pero donde también dejamos gran parte de nuestras vidas.


Son muchos sentimientos encontrados, porque aquí dejamos grandes lazos que trazamos con personas a las que ahora les llamamos AMIGOS e incluso HERMANOS, dejamos aquí la que llegó a hacer la segunda familia, porque a pesar que a veces no fuimos unidos, cuando se trataba de ayudar, encubrir y defendernos, ahí estamos atentos.


Aprendimos mucho de cada uno de los profesores que logró soportarnos estos años, y que a pesar de los regaños y de lo estrictos que eran algunos, los logramos querer. A ellos, debemos dar un agradecimiento, porque se preocupan siempre de nuestro bienestar, para que seamos excelentes personas con valores, porque les causaba admiración los triunfos que conseguimos y nos animaban para superarnos día a día, incluso algunos se convirtieron en nuestros confidentes,  nos regalaron grandes palabras de apoyo, nos demostraron que confiaron en nosotros. Ahora deben saber que estamos orgullosos de ellos.


Debemos agradecer a nuestras familias, primordialmente a nuestros padres, ya que sin ellos no estaríamos aquí, porque son los principales responsables de nuestros logros y triunfos. No está demás de agradecer a cada una de las personas que aportaron un granito de arena en nuestro proceso educativo. Y más que nada, debemos sentirnos orgullosos de nosotros mismos por culminar una de las mejores etapas de nuestra vida. Debemos sentirnos orgullosos de haber superado las dificultades que nos encontramos, porque no fue fácil llegar aquí.


Ahora queda prepararnos para lo que viene. No será fácil. Nos vamos a enfrentar a la vida, vamos a encontrarnos con muchos obstáculos en el camino, pero está dentro de nosotros el decidir superarlos o resignarnos, y no dejarnos vencer. Está dentro de nosotros el ser fuertes y hacer todo lo posible para conseguir eso que deseamos. Porque no existe límites para una mente hambrienta ni para la persona que confía plenamente en sí misma. Debemos aprender a tomar riesgos, porque en cada decisión tomada habrá dos opciones, ganar o aprender, porque nunca se pierde. Los fracasos son grandes enseñanzas que nos brinda la vida para fortalecernos e ir por más.


Voy a extrañar a cada una de esas personas que marcó un lugar en mi corazón, y las recordaré siempre, con ansias de volverlos a encontrar en el camino y escuchar sobre todo esos grandes triunfos que han conseguido  y de lo felices que se sienten de haber llegado tan lejos. Infinitas Gracias a todos.


Señor te pido por nosotros para que nos sigas iluminando en el camino que vamos a emprender y sigas fortaleciendo esta unión que tenemos entre nosotros y con nuestros padres para que nos guíes en el camino del bien y nos vuelvas mejores seres humanos”.


Por;

Daniela Giner Navarrete

XI Promoción

U.E José de Anchieta de Fe y Alegría - Manta.



Reflexionemos:


¿Por qué un neobachiller se siente agradecido?

Por encontrarse con compañeros que se hacen amigos, profesores que confían y padres que se sacrifican por sus hijos.


¿Qué futuro tendrán los jóvenes?

Dependerá del esfuerzo y dedicación con que lo afronten para alcanzar tus objetivos.


¿Cómo enfrentar la vida?

Con confianza en ti mismo, con la decisión de superarlos y aprendiendo del error.

133 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.