• Fabricio Alaña E.

TRABAJAR CON CEREBRITOS

Updated: Jan 14


“Cerebritos, pero No tienen trabajo” era el titular de la primera plana del diario (Domingo 30 de junio del 2019). Al referirse a los jóvenes ecuatorianos que viajaron al exterior a perfeccionar o profundizar en sus estudios: “fueron excelentes alumnos, regresaron con sus títulos, pero hoy están desempleados”. Dura realidad que aumentará si no hacemos ya los cambios que hay que hacer.

- ¿De qué sirve decir que la educación es el desarrollo de la nación y los pueblos si no vemos la aplicabilidad en los campos del saber que se especializan los chicos, que les brindan las universidades?

- ¿De qué sirve invertir en educación si no se revisa la calidad del gasto, el producto de la inversión, si no se crean verdaderas políticas de Estado, que respeten o desarrollen el ser y el hacer educativo, los estudiantes y sus contextos, si se cambian los ministros y sus equipos, y se vive llorando del pasado, destruyendo todo aporte anterior bueno o malo, sin visualizar un futuro?

Educar es crear oportunidades es cierto, pero si estas no se contextualizan no se producen pasarán desapercibidas. Hoy cuando estamos en plena crisis educativa es cuando más alternativas vemos que hay para cambiar las cosas y crear nuevas oportunidades.

Del cerebritos que no tiene trabajo al trabajar con cerebritos será la realidad de los chicos del mañana, si no son ya los del hoy.

El trabajo desaparecerá, se transformará radicalmente. La inteligencia Artificial no es un problema es una oportunidad en donde la robótica ocupará los nuevos puestos de trabajo, se crearán muchos nuevos, desaparecerán otros, bastantes que no responden a los nuevos contextos, pero el verdadero desafío será trabajar con cerebritos sean artificiales o naturales, sean neuronales o con chips, hay que saber procesar la información, programar y producir en mejores tiempos y mayor eficacia la productividad que se desea para desarrollar un pueblo.

La ACADEMIA ACTUAL DEBE TRANSFORMARSE. –MEJOR REINVENTARSE-. La Universidad que ha recibido tantos honorables calificativos, se está quedando dormida en sus laureles y no responde a lo que hoy se requiere para el desarrollo de los talentos de nuestros chicos. Prueba de ello, es que las carreras que ofertan la gran mayoría de universidades son las tradicionales, las que mantienen el mismo esquema del conocimiento y de sociedad que hoy produce pobres y con un analfabetismo digital enorme.

Los chicos de medicina, leyes, administración, ingenierías, arquitectura, odontología no salen, son las más populares. Y no hablemos de los costos. Lo cierto es que los departamentos de Investigación de las Universidades no están investigando lo que se requiere para cambiar un país, para producir bienestar. Sigue siendo un conocimiento especializado de unos genios encerrados que se los conoce cuando socializan su conocimiento y tiene impacto social su investigación.

Una esperanza para Manabí. EL 17 de mayo del presente año un grupo de emprendedores y empresarios (me gusta jugar con las palabras la realidad es rica y compleja. Un emprendedor es el que inicia un negocio propio, el emprendimiento no es un evento si no un proceso. Pasan a empresarios cuando perduran en el tiempo y aumenta su capital y el todo. Cf: G. Rovayo, El emprendimiento una gran empresa, 2018). Se reunieron con los Académicos de la PUCE (Pontificia Universidad Católica del Ecuador) Manabí y Quito en la bella Casa Rosada de Manta, para dar su opinión de lo que ellos necesitan de la formación del talento humano para los emprendimientos y empresas en Manabí que produzca desarrollo local.

Estuvo un funcionario de un Instituto Jesuita de Francia (ICAM –Instituto Católica de Artes y Oficios), que usando las inteligencias múltiples, la metodología basada en proyectos, el trabajo colaborativo construyen programas en ingenierías duales para que los alumnos aprendan haciendo, investiguen en la acción. Pasan seis meses en una empresa y otros seis en la academia y así van cada año armando su programa formativo que le sirva para la vida, construya conocimiento y de respuestas a las necesidades reales de las empresas y sociedad. Eso implica un cambio de paradigma y de perspectiva no solo educativa si no social, por algo veo más oportunidades que amenazas y titulé este artículo del cerebritos sin trabajo a trabajar con cerebritos.

Por

Fabricio Alaña E.

Reflexionemos:

¿Por qué hacemos del trabajo un problema?

No siempre se desarrollan nuestros mejores talentos en lo que hacemos

¿El futuro como será?

Mejor de lo que hoy hacemos si empleamos nuestras neuronas y talentos

¿De quien dependerá el desarrollo?

De todos, emprendedores, empresarios, políticos y sociedad en general


108 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.