• Fabricio Alaña E.

FICCIÓN O REALIDAD

Updated: Jan 14


¿Cuál es el mensaje final de Avengers, la película que en dos días ha recaudado millones?

Un joven después de la misa que se tuvo en la Capilla del colegio la Inmaculada donde asistieron 600 chicos de 25 centros educativos católicos de la ciudad respondió con claridad: “Tony tiene que morir para que triunfe el bien”, así a secas, así de increíble.

Chicos, les pregunté, a quien se parece esa historia en la vida real del cristianismo:

Continué, a la de Jesús de Nazaret, su muerte nos dio vida, la resurrección de Jesús es el triunfo del bien sobre el mal. Así de simple, así de profundo es la teología que los chicos expresaron y eso es todo, no se necesita más para creer. El problema es que no basta creer, hay que hacer algo más, comprometerse y coherencia, creer es comprometerse con la causa de Jesús. Como dijo el Papa Benedicto XVI, ''no sé es cristiano por conocer una idea, por seguir un rito y tener un certificado, sino cuando me encuentro con Jesús, lo acepto y lo sigo por las rutas de la vida''.

- ¿Cuál es el problema de fondo del cristianismo que hoy no llegamos a los jóvenes?

- ¿Por qué los libros de ficción llegan a los chicos, los entusiasman y despiertan su creatividad y coraje?

Son dos preguntas nada fáciles de responder. Para la primera es que el lenguaje anticuado y conceptual que hoy usamos para narrar la historia de Jesús no sirve. Otro gran problema es el poco compromiso que significa el ser cristiano en la sociedad pos moderna, individualista, superficial y globalizada que hoy se vive, se vive de ritos, de creencias, de tradiciones, pero no de convicciones, no se sabe dar razón de lo que se cree y mucho menos como nos enseña el Papa Francisco, pocos viven el primer nivel de la evangelización, la que debe ser el modo ordinario de contagiar la fe: “la que es animada por el fuego del Espíritu para encender los corazones de los fieles”. Muchos nos quedamos en el segundo nivel, “las personas bautizadas que no viven las exigencias del bautismo”, y ya hay muchos que no conocen a Jesucristo o incluso lo rechazan” (La Alegría del Evangelio, número 14).

¿Por qué la ficción entusiasma, motiva?

Porque sabe conectar las inteligencias múltiples de los humanos y se maneja con un pensamiento divergente, entonces su lenguaje resignifica la realidad acercándose desde otras perspectivas. Las conclusiones son las mismas, pero no se puede educar de la misma manera y eso es lo que no entienden muchos padres de familia, educadores o profesores de religión y catequistas, entienden el misterio como algo extraordinario y extramundano y no como nos enseñó San Ignacio de Loyola o San Francisco hace muchos años, podemos ver a Dios en todas las cosas o sentir al sol, la luna, las estrellas, las plantas como creación de Dios que nos hablan del Creador, y nos hace sentirnos hermanos y respetarnos, cuidarnos, hacer que el mundo se convierta en una casa común, el universo en un misterio donde la maravilla de Dios se transparente en el barro, en la energía de la vida.

Acudamos a una simple reseña de un gran Literato, el Libro FICCIONES DE JORGE LUIS BORGES: “Se reúnen en FICCIONES dos libros fechados en 1941 y 1944. «El jardín de senderos que se bifurcan» incluye ocho relatos, entre los que cabe destacar dos breves narraciones de excepcional calidad: «Pierre Menard, autor del Quijote» y «La Biblioteca de Babel». «Artificios» lo forman nueve cuentos, entre ellos «La muerte y la brújula» (historia de una tortuosa venganza), «Funes el memorioso» (una larga metáfora del insomnio) y «El Sur».

Este libro comprende dos partes:

La primera, "El jardín de senderos que se bifurcan".

La segunda: "Artificios". Creo notar que la primera parte, la más difícil, la más impresionante, digamos, la que posee una cuota mayor de genialidad, contiene de alguna manera el resumen de todas las obsesiones de Borges, ya conocidas hasta por sus más furiosos detractores, a saber, el tiempo, los laberintos, los espejos, el ajedrez, la teología, la muerte, la memoria, los libros, la historia; en cada relato, repleto de nombres, de citas, de referencias históricas y literarias, borda una pequeña obra maestra y si digo pequeña es por la extensión de cada cuento, que no pasa de las seis páginas, creo, y no por la gigantesca calidad y complejidad de los temas y estilo. En Borges, todo es importante. La forma y el fondo; todo es maravilloso. (Tomado de internet: http://www.sopadelibros.com/book/ficciones-jorge-luis-borges, accedido 13-05-2019).

- ¿Vemos como la ficción nos habla o nos acerca a las cosas esenciales de la vida?

- ¿No es eso hoy lo que estamos perdiendo, la esencia de lo humano ante tanta injusticia, inhumanidad o mediocridad?

Ojalá los profesores de literatura, los profesores de religión sepan escoger qué libros trabajar con los chicos, no mandarles a leer meramente, sobre todo trabajar interdisciplinariamente para desde una pequeña parte si bien no visualizar el todo por lo menos entusiasmarnos por horizontes mayores. Gracias chicos por su compartir.

Por

Fabricio Alaña E.

Reflexionemos

¿Por qué la religión aburre a los jóvenes?

Por transmitir ideas y conceptos y no experiencias creativas como las parábolas.

¿Por qué los chicos no leen?

No leen lo que mandan los profesores tradicionales, y leen los que les atrae.

¿La ficción aleja de la realidad?

Se acerca desde múltiples perspectivas.


197 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.