• Fabricio Alaña, S.J.

PRINCIPIO – MEDIO – FIN

Updated: Jan 14


La vocación de San Mateo (en italiano, Vocazione di san Matteo) es un cuadro del pintor italiano Caravaggio. Está realizado al óleo sobre lienzo. Pertenece al ciclo de la Vida de san Mateo que le fue encargada en 1599 para decorar la Capilla Contarelli en la iglesia romana de San Luis de los Franceses, donde aún se conserva.

Principio, Medio y Fin son las etapas de cualquier proceso sea productivo, educativo o de la vida misma. Nuestra Vida e Historia tiene y tendrá un principio, medio y fin. El asunto es que no tenemos el control del fin y no sabemos “ni el día ni la hora”. Lo que importa es el ahora, lo que haces con tu vida hoy y cómo construyes historia.

En los procesos de enseñanza y aprendizaje, que por lo general en un Centro Educativo tiene tiempos y períodos fijos para conseguir el objetivo del aprendizaje, necesitamos de varias técnicas para desarrollar ese pensamiento y hacer cultura de pensamiento para que los chicos piensen por sí mismos y tengan un pensamiento creativo, disruptivo, innovador. Una de esas técnicas de metodologías interactivas de aprendizaje se llama rutinas de pensamientos, y destrezas de pensamiento.

El presente artículo desea compartir la técnica del Principio, medio y fin, cuya finalidad es la exploración imaginativa. Utilizar la fuerza de la narración para ayudar a los alumnos a observar, y utilizar su imaginación para ampliar sus ideas. La idea del cuento o historias les hace buscar relaciones, significados y patrones.

Esta rutina funciona como cualquier tipo de obra de arte visual que se mantenga igual a lo largo del tiempo con una pintura o escultura. Queremos desarrollar las habilidades de la escritura creativa.

El método es que los chicos detenidamente observen una pintura, obra de arte antes de hablar o escribir. Es bueno preguntarles qué ven y que empiecen a pensar sobre la historia. Luego comentar en grupo cooperativo o en parejas, y se puede construir un relato que deben escoger para reescribir la historia o desde el inicio, el medio o el fin.

El presente relato que comparto, decidí hacerlo desde el final. El cuadro sobre la vocación de san Mateo me llamó su claro – oscuro, la recreación que ya hizo el autor del cuadro, me invitó a elegir el final y compartir otro relato que pueda a ayudar a otros lo que significa escuchar un llamado a ser mejor, a una vida feliz, esta solo se consigue cuando contagias o invitas a otro. Eso es lo que transcribo ahora. Agradezco al grupo de pedagogas de la Hermana Montserrat del Pozo que nos enseñaron estas técnicas.

Viendo el cuadro, escribí mi relato desde el final:

“En las oscuridades de nuestra vida, podemos encontrar una luz, si dejamos abierta una ventana que señala un nuevo horizonte.

Ese horizonte me invita a trascender a ir más allá de mí mismo a levantarme de mis miserias a sentir la alegría de vivir y el coraje de existir, por ello, he encontrado mi elemento, que me hace cambiar, a conectarme con lo más íntimo mío y a mirar más allá de lo que puedo pensar. Estamos hechos para mirar lejos y volar alto y esto solo lo puedo conseguir si ayudo a otros a caminar, a levantarse, amar, perdonar, vivir con sentido, y debo sumergirme en las oscuridades de los demás para que a través del camino de conversión ellos logren abrir la ventana y encontrar una luz, pero eso es una invitación libre y personal a mirar alto y volar lejos.

Hay personas que aunque tengan la oportunidad se sumergen en cosas insustanciales”.

Por:

Fabro SJ

Actividades:

1. Elije una obra de arte: Ve a un lugar donde existan algunas y selecciona la que más te motive.

2. Déjate impactar por la obra: cómo te impacta, a qué te invita.

3. Escribe un nuevo relato invitando a otros a ser como Jesús.


223 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.