• Fabricio Alaña, S.J.

EDUCAR: ¿PARA QUÉ?

Updated: Jan 14


Ignacio y Dolores,

Dolores se enamora enormemente de Ignacio. Comparten mensajes y poemas a través de Internet cuando las conexiones lo permiten. Así han estado desde algún tiempo. Dolores proviene de una familia extranjera; que lamentablemente cayó en desgracia ante las medidas políticas y económicas de su país. Dolores, ya no podía acceder a los lujos que acostumbraba, lo poco que tenían solo les alcanzaba para comer.

Ignacio es un chico pilas, vive en un barrio de clase media de la ciudad más populosa de Ecuador. Sus padres, son profesionales que lograron educarse en universidades privadas gracias al esfuerzo de becas y a su creatividad. Hoy pese a sus esfuerzos no pueden pagar una universidad privada a Ignacio. Aún así, han logrado que él estudie en un colegio de fama, de tradición y católico. Eso le da valores para que mire la vida con optimismo y emprenda varios negocios alternativos que le ayudarán a salir adelante y seguir estudiando con las herramientas necesarias, claro está sin lujos.

Ignacio, enamorado de Dolores le pide a sus padres acoger la familia de ella que vendrán a Ecuador para buscar nuevas alternativas de vida; ante esta petición su madre le responde: “no mijo, en el chat del curso del colegio no quieren a los migrantes, vienen a quitarnos el trabajo, no es nuestra culpa la mala decisión de su pueblo de elegir malos gobernantes, es problema de ellos”.

Pese a la negativa de su madre, Ignacio le propone a Dolores venir a estudiar a su colegio. Ella, como la mayoría de los jóvenes en la actualidad, muestra rechazo al colegio religioso, indicando que en estos tiempos ya pasó de moda la religión, hay otras áreas en las que debe formarse y prepararse para sobresalir en el mundo.

Pero Ignacio insiste y le cuenta su experiencia: yo también pensaba lo mismo, aprendí que los valores trascienden las fronteras y nos hacen más humanos, el mundo necesita personas que le interpelen los problemas sociales.

Mientras trata de convencer a Dolores, se cuestiona sobre sus padres y la educación que ellos mismos le han inculcado:

· ¿En dónde quedaron las enseñanzas de Jesús de Nazaret que tanto nos inculcan en casa y en el colegio, de una sociedad donde todos seamos hermanos, de una tierra que es nuestra casa común en donde todos somos responsables?

· ¿Dónde quedan nuestras clases de ciudadanía que hablan de la interdependencia de los pueblos para cuidar esa casa común y buscar otros medios de producción donde nadie quede excluido?

· ¿Será que la educación no sirve para ayudar a mi enamorada Dolores, o no sirve para nada estudiar hoy si no ayuda a resolver los problemas sociales y ecológicos?

No sé si me casaré con ella, somos muy jóvenes aún. Pero, ¿Qué futuro nos espera a los que apostamos por el amor y los ideales?

Relato de un grupo de profesores de la UE Javier.

Reflexionemos:

¿Por qué fracasan los sistemas educativos?

Una respuesta por responder a ideología y no a la vida de la gente

¿Qué sistema educativo sirve hoy?

El modelo pedagógico, sin el perfil de persona que queremos formar para una sociedad donde prime la verdad, la bondad y la justicia será el mejor.

¿Cómo educar en valores?

No se educa, se contagia, el resto es ideología, aunque sea religiosa.


106 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.