• Fabricio Alaña, SJ

ENTREGAR y Acoger

Updated: Jan 14


Termina el 2017 y comienza el 2018. ¿Un año más? ¿Cuál será la actitud correcta para entregar el 2017, que es historia? ¿Cómo acoger el año que viene, que no sólo es futuro, sino que es misterio? Para vivir el presente como un regalo. Porque lo es, somos, estamos vivos, existimos por algo y para alguien. ¿Cuáles serán las actitudes correctas que superen los falsos propósitos que no cumplimos o las tan anheladas ilusiones que nos prometemos conseguir y no llegan?

Los chicos con quienes me encuentro los días de mi trabajo son un ejemplo claro del misterio de la vida y de las sorpresas que nos pueden dar si sabemos meditarlas y alabarlas en su justa medida.

Cierto día confesando a uno de mis chicos no podía creer todo lo mal que se trataba pidiendo disculpas por los pecados, ¨de los católicos tradicionales¨, que impactaban en su vida y no lo dejaban gozar de la dicha de creer en el Dios que nos predicó aquel que liberaba a cautivos, levantaba a los caídos y predicaba la gracia del Padre Dios. Padre me acuso y pido perdón por no venir a misa a tiempo, por no rezar en las noches, por no estudiar más (y era uno de los mejores estudiantes de su curso), por ser negligente, por no dejar copiar a mis compañeros en los exámenes, por sentir tibieza espiritual entre otras cosas que no recuerdo.

Después de escucharlo le dije, - oye, pero tú eres deportista, ¿cierto? Así es padre, me decía. Practico Tennis. ¿Cuantas horas diarias? Le pregunté. Me dijo tres. Y has ganado algunos torneos y participado en algunos más. Cierto, así es. Puedes meditar ¿qué significa eso? ¿Qué quiere decir Padre? Me contestó. ¿Has conseguido algunos logros nacionales e internacionales? ¿Cierto? Así es, has reflexionado lo que eso significa, que eres capaz de grandes cosas cuando te lo propones y ¿ves un objetivo a cumplir? Así es, eso hago cada vez que participo en una competencia. Eso mismo hay que hacer en toda la vida, mi joven amigo. Ponerse un propósito que responda a tus deseos profundos y cuando haces las cosas con ganas eres capaz de superar cualquier obstáculo y de la alabanza de quienes te vemos y tenemos la dicha de conocerte. Así que ánimo no te enredes en falsas concepciones de Dios, deja que te acompañe e ilumine las cosas profundas de la vida. Pero ¿cómo podemos conseguir eso? Me cuestionaba mi joven amigo. Mira, le dije en la Biblia hay tres ejemplos que nos pueden ayudar a tener la actitud correcta. Está en el libro de Lucas, capítulo dos.

Cuando los pastores, gente sencilla del campo en la época de Jesús vieron nacer al niño, se admiran de tanta belleza en contextos tan sencillos. La gente sencilla se admira de las cosas esenciales de la vida y sabe ser agradecido con ello. Más se admiraron de la madre, María quien meditaba todo en su corazón, donde encontraba La Paz ante tanta tormenta que le trajo tan gran misión, ser la Madre del salvador, es en el corazón donde se saborea la vida y se toman las decisiones que valen y perduran. Los demás, la gente del pueblo se admiraban aunque no comprendían el misterio que ocurría en la vida de ellos, pero se dejaban contagiar de la fe de gente sencilla que sabía dar gracias a la vida y a la fuente de la vida.

Por eso, la mejor manera de despedir el año es entregárselo a la historia que juzgará las intenciones de lo que hicimos más que sus resultados. Y la mejor forma de acoger el año que viene es admirándonos de las cosas hermosas de la vida, meditarlas en el corazón para sopesar su grandeza y alabar al Creador fuente de la vida y energía que me ayuda a conseguir las metas de mi vida. Gracias 2017 por todo lo bello y no tan bello que me ocurrió o dejé pasar. Bienvenido 2018 a todo el misterio que encierra la belleza de la vida y la libertad que se forja en la historia donde se muestra lo mejor de lo que somos y queremos.

Por Fabro S.J

Reflexionemos:

¿Por qué muchas personas no saben despedir un año y acoger otro?

Por miedos, apegos o fantasmas que se crean.

¿Cómo despedir bien el año viejo?

Entregándolo a la historia, al pasado.

Como acoger el Año Nuevo?

Admirando las cosas sencillas, meditando su valor y alabando al Creador


122 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.