• Fabricio Alaña, SJ

EL CONSEJO ESTUDIANTIL

Updated: Jan 14


En el Para Ti Joven de esta semana deseo compartir con ustedes mis queridos lectores las líneas escritas por la presidenta del Consejo estudiantil de la Unidad Educativa donde laboro. Su reflexión nos ayudará a pensar en la necesidad de integrar estas actividades como parte de un currículo en donde la vida se reflexiona, se piensa y se rediseña para vivir bien y juntos.

La Ley nos dice y nos invita a que sea un “órgano de gobierno” de una institución quien tiene que llevar planes y programas para formar a los estudiantes, el incorporarlos e integrarlos es una buena intención que no está pensada en las estrategias de ejecución. Lo cierto es que son presas de manipulación y falsas interpretaciones. Se les pide más de lo que se les da.

Acompañar a los jóvenes …

Es la clave de un proceso educativo que dentro de las muchas finalidades podemos decir socráticamente, para mantener encendidas la llama del deseo de ser, saber, crecer y vivir.

Una real educación es aquella que hace protagonista de su propio aprendizaje al mismo estudiante, esto no es tarea del final del proceso, sino, del trabajo del día a día donde el adulto docente crea estrategias adecuadas para ello, lo va retroalimentando en cada actividad del día, de la semana, eso es formar no solo la cabeza, sino el carácter pues le ayuda a darse cuenta de sus falencias, como de sus fortalezas. Esto es lo que un grupo de líderes como son los del Consejo Estudiantil nos enseña con su trabajo en pro de mejoras, del colegio, de sus compañeros, como de su compartir ideales, sueños y esfuerzos.

Debo resaltar que me llama mucho la atención la osadía de mis chicos, pues si bien es normal el ser audaz y creerse capaz de muchas cosas que pueden hacer los jóvenes, la realidad nos enseña que somos seres finitos y limitados y que hay que ser más prudentes en las propuestas. Sin embargo, los chicos del Consejo Estudiantil de esta institución desde hace varios años vienen cumpliendo lo que prometen, no son politiqueros, son cristianos comprometidos, jóvenes responsables que desean marcar la diferencia y ser mejor que muchos adultos que estamos dejándoles un mundo complicado y un testimonio no digno. Suelen hacer por su colegio mejoras de ambientes de aprendizaje, recreación, canchas, sitios de reuniones, charlas de profesionales exitosos, políticos, y obras sociales para los pobres, casas, alimentos, ropas, pintar escuelas entre otras actividades, y todo esto sin descuidar sus estudios.

Veamos lo que nos dice NATALIA la presidenta del Consejo Estudiantil de este año:

Reflexión: “Dentro de estos meses como presidenta me he quedado asombrada de cuanto esfuerzo y dedicación implica ser parte del Consejo Estudiantil, entre desacuerdos, risas y mucho trabajo, creo que hemos aprendido mucho del proceso que conlleva cargar algún nombre de un cargo que represente al alumnado. Resalto que en esta actividad la organización fue impecable y a mis ojos creo que como equipo hemos logrado descubrir una forma de ser productivos. Absolutamente todos trabajan, sean labores pequeñas o grandes.

Debo aceptar que en un momento mientras se planificaban las siguientes obras el trabajo quedó en manos de solo 4 personas, pero logramos llamar la atención del resto y el resultado fue gratificante. Hoy cada miembro del Consejo Estudiantil demostró que llevar la camiseta es igual a trabajar, correr y sacrificarse. Me siento orgullosa de todos, nos apoyamos constantemente, y logramos superar obstáculos a pesar de las rocas que se presentaron en el camino.

Finalmente, es importante destacar que el Consejo nos está regalando una experiencia que nos está preparando para enfrentarnos al mundo como verdaderos líderes, javerianos que se van a poder defender de los obstáculos y ser personas capaces de trabajar en equipo. El sistema que está siendo empleado actualmente nos está permitiendo organizar varias cosas a la vez sin tener que preocuparnos.

La organización y la comunicación entre nosotros es una clave fundamental que nos está jugando a favor. Lo importante es que dentro de todo estamos teniendo un aprendizaje profundo, algo que va a la esencia moral y no solo a promesas vacías, estamos aplicando la pausa ignaciana en nuestros quehaceres sin darnos cuenta realmente. Repito nuevamente, valga la redundancia, me siento orgullosa de cada uno de los participantes del Consejo, porque he sido testigo de cómo estamos creciendo juntos, y es algo que jamás había presenciado de esta forma. Poniendo en evidencia todo lo expuesto, quiero agradecer a todos los que nos han ayudado, sobre todo a las autoridades que nos guían constantemente para poder contagiar no solo a los que conforman la lista 10, si no que a todos los javerianas y javerianos que nos observan cada día. A mayor gloria de Dios”. (De Natalia Gavilán I.)

Por

Fabro, SJ

Reflexionemos:

¿Qué es un Consejo Estudiantil?

Más que un órgano de gobierno, una escuela de líderes.

¿Para qué sirve un Consejo Estudiantil?

Para mostrar que los jóvenes son capaces de grandes cosas en bien de los demás.

¿Qué legado nos puede dejar?

La Huella de su amor por una sociedad diferente.


913 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.