• Fabricio Alaña, SJ

CRECER JUNTOS ES EDUCAR

Updated: Jan 14


Muchas cosas bonitas decimos sobre la educación, muy pocas vivimos. Queremos resolver todos los problemas sociales, económicos, culturales con la educación. Cada día tiene más retos y desafíos, todavía nos falta mucho por aprender, jamás nos cansaremos “de llenar ese banco de conocimiento que es el ser humano”. Si es que no salimos de la educación bancaria, de depositar cosas o sacar intereses de los chicos en su proceso de crecer.

La nueva educación que buscamos, que aún no sabemos cuál es, unos la llaman liberadora, constructivista epistemológica, pues interesa saber cómo aprende el ser humano y no solo lo que aprende, pasó luego a la constructivista pedagógica, pues en ese cómo aprender hay historias, valores culturales, didácticas sociales, personalismo que requieren que se tomen en cuenta en el acto educativo. ¿Será que ha funcionado?

Hoy necesitamos desarrollar competencias, es el nuevo paradigma. Los empresarios están felices. Es lo que necesitamos personas competentes, capaces de resolver problemas, tomar decisiones, pensar globalmente, incrementar el mercado y el consumo.

Muchas cosas más nos quedarán por descubrir y describir:

¿Qué se quiere con la educación?

Hay algo que todos anhelamos y que solo una verdadera COEDUCACION nos podrá ayudar, más allá de toda teoría. Sin embargo, es necesario saber que entendemos por coeducación, simplemente la describimos como el ARTE DE CRECER JUNTOS, hombre y mujer. Humanamente para que se respeten, se cuiden, se quieran. Cristianamente para que se reconozcan más que seres sociales o complementarios como hermanos y hermanas, hijos e hijas llamados a trascender, y esto en el amor, la verdad y la belleza de lo que son y pueden ser.

¿Dónde reconocer que un hecho educativo es coeducación y vale la pena?

En los patios de los colegios, allí se descubren qué son, qué sienten y cómo podrán ser los chicos y chicas que formamos. Por ello, les comparto un sencillo relato que revela en su detalle el sentido de la coeducación.

En un encuentro de la red de colegios jesuitas, vinieron chicos y chicas de varios colegios para compartir el sentido de un movimiento juvenil nacional, para recibir un libro que se convierte en una especie de manual de campamento en donde los chicos y chicas se forman y crecen en una ciudad de lona de jóvenes, gobernada por jóvenes. Al finalizar salieron a ver las exposiciones de lo que hacen en cada ciudad donde están sus grupos y campamentos. En los patios del colegio donde se desarrolló el evento, se veía a los chicos alegres, sanos, divertidos, abrazados sin importar incluso si eran de la misma ciudad. Todo transcurrió con normalidad.

Al irse las delegaciones visitantes quedaron los chicos y chicas del colegio sede. Y uno de ellos reclamaba a la compañera - ¡anda Vale, anda saluda y abraza a tu amigo, anda, que eso no se ve bien!… - ella le responde, Alex no seas así no había nada malo, solo me estaba despidiendo. ¿Celos? No lo sé, no son pareja, son compañeros. Alex pensaba que no estaba bien. Vale expresaba lo que hacen los chicos normalmente. Ese reclamo del compañero sonó a cuidado, a ternura, parte esencial de un proceso educativo donde se ve que educar es crecer juntos y es necesario la coeducación para aprender a mirarse y saber mirar es lo que más cuesta de un hombre a una mujer ya lo decía el poeta:

En mi amor hay también corajes varios/

y un miedo que a menudo los resume/

hay hombres como yo que miran tras las rejas/

a una muchacha que podrías ser vos.

Quería que en mi amor vieras todo eso/

y que vos muchachita/

con paciencia y con cautela/

sin herirme ni herirte/

rescatarás de allí la luna del río/

los emblemas rituales/

los proyectos de besos o de adioses/

el corazón que aguarda pese a todo.

(M. Benedetti, el hombre que mira a una muchacha).

Reflexionemos:

¿Qué es la coeducación?

El arte de crecer juntos

¿Dónde se revela que vale la pena la coeducación?

En los patios de una institución educativa

¿Qué podemos hacer para educar bien a los chicos y chicas?

Enseñarles a mirarse con respeto, ternura y admiración.


194 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.