• Fabricio Alaña, SJ

¡Luis! ¡Luis! ¿POR QUÉ TE PORTAS MAL?

Updated: Jan 14


Luis, Eduardo, Rosa, Andrea, y tantos otros chicos, llegan sus nombres cada semana a mi escritorio en el informe sobre su “mal comportamiento”. ¿qué han hecho estos chicos? Luis insultar a un profesor, Eduardo, morbosear a una compañera, hablar mal de sus compañeras. Rosa, ofrecerse a Juan. Andrea meterse en drogas. Y así entre otras acciones que podemos describir como mal comportamiento.

Entiendo estas acciones como mal comportamiento porque rompe la paz y la armonía social que debe haber entre iguales y distintos. Es decir, hay falta de respeto, agresividad, violación de la privacidad de las personas.

¿Qué deben hacer los centros educativos?

Revisar la razón de ser de su existencia: FORMAR, entendiendo por formar el ayudar a desarrollar una personalidad sana y madura mediante la integración de las dimensiones de su ser, de la conexión de sus inteligencias.

Es decir, EDUCAR, FORMAR es darle forma a la multiplicidad de estímulos, factores y potencialidades que tiene un adolescente, para eso entra a un centro educativo. En la tradición de los colegios jesuitas que sigue el humanismo clásico renacentista es la combinación armoniosa y maravillosa entre la ERUDITIO Y LA PIETAS.

‘‘Eruditio la adquisición de saber más que de conocimientos, que permiten desarrollar sus habilidades y destrezas. Y la Pietas, la formación del carácter, hacerlos hombres y mujeres de bien labrando las cualidades que lo hacen humano, maduro, libre y responsable’’

El ser humano ante todo es un ser en proyecto, no termina de hacerse nunca. Se va haciendo conforme va creciendo y va creciendo conforme va apropiándose de la propuesta formativa que han elegido sus padres y el colegio, pero, que él debe asumir y potenciar, cambiar y adaptar.

La educación ante todo es diálogo de saberes y desarrollo de la personalidad.

Cuando un joven se porta mal es la respuesta del no aceptar lo que se propone. ¿Qué hacer? Como todo caso, se debe ANALIZAR, visualizar ALTERNATIVAS y concretar las mejores ACCIONES que ayuden a recuperar la paz y armonía social y a potenciar el correcto desarrollo de la persona en su integridad. Lo primero que me pregunto cuando me llegan estos casos es qué paso, ser objetivo, documentar los hechos y no caer en cuentos ni en chismes. Lo segundo, es pensar y averiguar por qué actúan así los chicos. Entonces los sicólogos, tutores son las personas claves que deben ayudar a analizar la situación junto con sus padres y compañeros.

El acudir de inmediato al CODIGO DE CONVIVENCIA hace del centro educativo un mero espejo de la hipocresía social que vivimos, necesitamos leyes que nos obliguen a pensar que actuamos mal y por ende que nos obliguen a corregir.

Se perdió la libertad, se hundió cuando no desapareció la conciencia y caemos en un leguleyismo que nos hace inmaduros e hipócritas. Las sanciones son necesarias, pues duele ver la ofensa que recibe el otro, y no pueden perderse en el ambiente, creando el caldo de cultivo para el irrespeto y libertinaje. Pero si las sanciones no provocan el diálogo, la reflexión personal, familiar e institucional, la salida a la crisis y la búsqueda de alternativas que ayuden a madurar y consensuar soluciones, de nada sirven.

La manera de superar los malos comportamientos y saber que podemos cambiar es cuando el mismo chico cambia de actitud y corrige sus malas acciones, no meramente pidiendo disculpas sino ayudando a crear alternativas, no tanto para no dañar su libreta, cuanto para entender que hacer el bien es la mejor manera de hablar bien de su familia, de sí mismo y que ha elegido un buen centro educativo. Entonces descubrirá que ser hombre, ser mujer es creer y crear las condiciones para ser feliz, para vivir en paz sabiendo elegir aquello que conduce a dicha armonía y felicidad.

¡Luis! ¡Luis!

¿me entiendes por qué debo sancionarte?

¡Luis! ¡Luis!

¿entiendes qué es hacer el bien y educarte?

Reflexionemos:

¿Por qué se portan mal los chicos?

Ante todo, porque son chicos inmaduros y necesitan de la madurez de sus padres y educadores.

¿Qué hacer cuando los chicos se portan mal?

Analizar cada caso, ver alternativas de cómo corregir y actuar formativamente.

¿Qué es educar?

Formar en el saber y en el carácter.

Por

Fabro SJ


255 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.