• Tifanny Guerrero

¿PUEDE UN JOVEN BUSCAR Y HALLAR A DIOS?

Updated: Jan 15


El gran desafío de todo ser humano es encontrar un por qué y para qué vivir. Un creyente entiende ese desafío de como buscar y hallar a Dios, y una joven nos cuenta su aventura de atreverse a tamaña odisea: buscar y hallar a Dios en el silencio y en la soledad del grupo.

Gracias Tifany por tu testimonio.

Fui a Machachi, a la casa de retiro de los jesuitas del Ecuador que tiene años prestando este servicio para todos los jóvenes de colegios católicos. Fui en el segundo grupo de mujeres del colegio Javier, que solía ser solo de varones y hoy por primera vez envía mujeres.

Quiero expresar la bendición que tenemos de regalarnos un poquito de nuestro tiempo a buscar y hallar la voluntad de Dios en nuestras vidas. Para esto hicimos tres días enteros de Ejercicios Espirituales.

Pero ¿qué entendemos por Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola? Es una invitación de San Ignacio de conectarnos con Dios. El espacio es pequeño aparentemente, tal vez no suficiente pero con la predisposición, prevalece. Como dijo San Ignacio: “El sentir de las cosas internamente y hacerlas con amor”.

Muchas de nosotras fuimos con dudas, quizás nos desesperamos al principio pero estoy segura que logramos encontrar respuestas. Para mí especialmente, fue una invitación a detenerme de la realidad de todos los días, de los problemas, de las cosas que me aquejaban para simplemente estar con Dios y pensar: ¿a dónde voy y a qué? La respuesta fue: a ordenarme, ordenar mi vida.

A ti compañero, compañera del colegio, aprovecho para decirte que no lo tomes como un juego. Podemos ordenar la vida, podemos encontrar a Dios.

Los Ejercicios Espirituales no son fáciles, ya que vivimos en una sociedad llena de ruidos. Sin embargo, es una oportunidad para alejarte de aquello que te abruma para encontrarte en silencio y conocerte a ti mismo, ser honesto contigo, perdonar y encontrar el verdadero significado del amor de Dios. Aprende a ser libre porque el amor es la fuerza para dominar la alegría de vivir.

Ser libre no significa hacer lo que yo quiera, sino ser libre para la realización del ser humano. Mientras más libre eres para los demás y Dios, más te conviertes en persona. Una frase que nos decía el padre Fabricio en nuestros ejercicios es: ¨regresarás a ser la misma que antes, pero no a hacer lo mismo”. Gracias por esta oportunidad.

Por

Tifanny Guerrero,

Estudiante de Tercero de Bachillerato

Reflexionemos:

¿Puede un joven encontrar a Dios?

Claro que sí, si te atreves a dar el paso del silencio y la soledad

¿Para qué sirve hacer Ejercicios Espirituales?

Para encontrar sentido a la vida en la libertad y en el amor.

¿Qué se hace al terminar los Ejercicios?

Ser la misma persona, pero no hacer lo mismo.


184 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.