• Fabricio Alaña, SJ

TIEMPO DE SUPLETORIOS ¿Quién se queda?

Updated: Jan 15


Va finalizando el año académico y se ven caras de felicidad en algunos y de preocupación en otros, el movimiento en los pasillos de las secretarías y las salas de profesores se torna agitado, más de lo normal y es que muchos quieren conocer sus notas y saber si deben quedarse en supletorios, así se van escuchando comentarios entre los involucrados, profesores, alumnos, padres de familia y psicólogos.

- En la jerga juvenil, los chicos dicen que los que se quedan, se quedan por tontos, no saben copiar bien, y entonces requieren más días de clases. Esto no aplica para los buenos estudiantes ¡que los hay! pero el número de chicos que expresan estas frases no es pequeño por eso la necesaria reflexión ¿Por qué no alcanzan los aprendizajes requeridos sin necesidad de copiar?

- En la jerga de los maestros, es clara la evidencia de pereza en los estudiantes, de no traer deberes, de copiar y pegar al ‘‘investigar’’ en el internet, deshonestidad académica, como hoy se llama.

- En la jerga de los psicólogos es ya natural decir que los chicos tienen muchas depresiones y pocas motivaciones, no tienen padres o madres en casa, el celular y las nuevas tecnologías los absorben, no encuentran sentido al estudio, lo hacen por obligación.

- En la jerga de los padres de familia, suele decirse, no en todos por supuesto, que los maestros no exigen lo suficiente y no acompañan integralmente a los chicos, no comunican las cosas a tiempo a los padres o no responden a los mensajes de estos.

Como vemos el conflicto de intereses abunda, depende la perspectiva ¿Quién tendrá la razón?

Para no quedarse en supletorios los estudiantes deben obtener en sus calificaciones una nota mínima de 7 la misma que es calificada sobre 10, quienes obtienen una nota inferior significa que ‘‘no alcanzaron el aprendizaje requerido’’. Por lo tanto, deben quedarse unos días adicionales en clases para revisar los contenidos y presentar un nuevo examen que les ayude a obtener el siete o más para pasar de año. Sin embargo, esto no debería significar que el estudiante haya alcanzado los aprendizajes requeridos, ya que el aprendizaje se ve reflejado en una nota y no en una valoración de lo que sabe o no sabe.

Lastimosamente en el modelo educativo actual estamos preocupados porque el estudiante pase, que el padre no gaste, que el estado tenga un indicador cuantitativo bajo en la repetición escolar. El resultado de este modelo es que la sociedad siga igual bajo el mismo esquema mediocre de producción de lo humano, donde la calidad del ser no importa, sino la calidad de productos y servicios que un buen profesional representa ¿Será? ¿Para eso educamos? Estas preguntas no deberían quedarse en lo que para muchos es cuestión filosófica, es esencial caminar hacia un nuevo modelo educativo que permita al estudiante explorar sus habilidades y desarrollar a cabalidad sus capacidades.

El Estado Ecuatoriano dentro de la dinámica mundial de expandir la educación y cubrir las necesidades básicas del ser humano, cada vez emite leyes en donde el quedarse en supletorios es una odisea, peor el año, tiene una serie de ayudas que le permitirán salir adelante, la peor ayuda si se quiere encontrar una causa material a lo que hoy vemos conflictos entre docentes y estudiantes, es que la evaluación que se pide debe cuantificarse en un 80% en las notas de deberes, lecciones, trabajos, etc, que se llama evaluación formativa y un 20% en la evaluación sumativa el examen quimestral y final, en el conocimiento puro, lo otro es en trabajos combinados. Explicado en otras palabras la práctica se lleva el 80%, la teoría pura el 20%. ¿Por qué no forma la teoría? Muchos chicos pasan haciendo sus cálculos y matemáticas, en donde le encuentran sentido, incluso se puede pasar con 01 de examen, pues ya se tiene el resto conseguido. ¿A dónde nos llevará tamaña esquizofrenia entre la teoría y la práctica? ¿Entre el aprendizaje significativo y el colaborativo? A la dicotomía entre el saber y el saber hacer. Entre chicos inteligentes en lo teórico pero inútiles, o chicos útiles, pero poco teóricos.

No tengo la respuesta a todas preguntas, solo sé que un buen maestro no es teórico, se preocupa en que lo que enseña se aplique, si la teoría no se aplica no sirve, de nada vale preguntar cosas abstractas que reflejan memoria y no razonamientos que reflejan inteligencia. A evaluaciones tontas respuestas tontas, a evaluaciones inteligentes, estudiantes con capacidad de comprender, emprender y crecer.

El cambio del modelo educativo es necesario más que nunca. Pero este cambio solo es dable si se comienza desde el aula, en donde se la convierte en un verdadero laboratorio de vida, que entusiasma, experimenta, no tiene miedo a equivocarse porque ama, busca la libertad y verdad ante todo.

El verdadero educador enseña a aprender, comprender y emprender. Necesitamos una educación para la expresión, el que no se expresa se reprime, se deprime, lo suprimen.

Fabro, SJ

PARA PENSAR

¿QUÉ SIGNIFICA SUPLETORIOS?

No alcanzar los conocimientos requeridos. Más clases, menos vacaciones.

¿POR QUÉ HAY SUPLETORIOS?

Por pereza, por descuidos, por depresiones, por falta de exigencias y emociones.

¿CÓMOS DISMINUIR LOS SUPLETORIOS?

Con verdaderas razones y no falsas leyes. Exigiendo en la práctica como en la teoría.


1,304 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.