• Fabricio Alaña, SJ

¿Acoger o provocar?: Reflexiones sobre el Adviento

Updated: Jan 15


¿Qué es lo que hace despertar a los jóvenes su creatividad, su coraje para enfrentar desafíos y superarse? Si ponemos respuestas racionales, cambian con los contextos y sus respuestas son pasajeras, si ponemos respuestas afectivas, cambian con los motivos y sus respuestas son superficiales. ¿Hay alguna "razón" que motive, entusiasme, argumente, proponga, desarrolle creatividad, humanidad? La respuesta personal, profunda y duradera o mejor efectiva en el tiempo y en el espacio debe ser integral.

Cuando un joven acoge un reto, es porque provocó en él algún interés. La percepción primera es intelectual, racional, visual, pero si dura en el tiempo e integró las distintas dimensiones de su ser, la respuesta provocada con pausa y sin prisa es sincera, es integral. Eso hace de un joven un gran deportista, un buen estudiante, un sincero amigo e integrante de algún grupo creativo y eficaz, música, teatro, danza, deportes, estudios. Hace un hombre o mujer íntegros. Hay razones y motivaciones, deseos y anhelos que lo mueve. Se pasa del Logos al Pathos, es decir de la reflexión a la pasión del hacer algo productivo, pero para que sea integral, completo, humano lo hace desde un contexto, un ethos, una cultura, costumbre que respeta, que desea mejorar, cuidar, embellecer. ¡Bravo! Hemos formado al hombre sin castigar al niño, al joven. Acoger propuestas y desarrollar respuestas es la tarea de todos.

Cuando hablamos de fe, cuando hablamos de algo más que intereses personales o respuestas racionales que no las hay para todo, la misma ciencia lo afirma desde la física cuántica y el principio de incertidumbre de Heinssemberg, ¿Por qué no provocamos una acogida favorable y respuestas más creativas? ¿Por qué hay jóvenes que no desean saber nada de la fe? ¿Por qué hay pocos jóvenes en grupos juveniles y muchos en diversiones a veces, sin sentido?

ADVIENTO antes que preparar un porvenir, la plenitud del encuentro de Dios con los hombres, es acoger el tiempo que viene y esto debe provocar esperanza, motivaciones, cambios. Daremos unas pautas para reflexionar estos cuatro domingos que vienen para acoger el Amor Eterno, que se hace cotidiano, para Acoger la plenitud en la sencillez de las cosas que nos dan esperanza, que muestran solidaridad. Eso es lo que demostró la juventud y todos los ecuatorianos en el terremoto del 16A. Hoy hacemos memoria que provoca futuro, que ilumina encuentros de rostros desesperanzados que encontraron una mano amiga. Por ello, invito a reflexionar y actuar en función de un símbolo que nos acompañe estos cuatro domingos de adviento, que nos haga reconocer lo ya vivido y nos empuje a caminar con esperanza (primer domingo de adviento), reconciliados (segundo domingo), alegres (tercer domingo) y como proyecto (cuarto domingo), no estamos hechos, nos vamos haciendo, no esperamos cualquier cosa sino que acogemos el Amor Eterno en la cotidianidad de la vida.

UN ABRAZO sincero, esperanzador, reconciliador, alegre y con los pies en la tierra es lo que muchos jóvenes y no tan jóvenes han hecho, ellos y todos los ecuatorianos con los que sufrieron el 16 A, no esperemos una catástrofe para mostrar lo mejor de nosotros. Abramos los brazos a la esperanza. No cualquier esperanza, sino a la esperanza confiada que en este mundo no estamos solos, ni tan locos, ni tan rotos, como dice el poeta: “Qué bien nos vendría UN ABRAZO que nos acomode un poco. Que nos haga ver que no estamos solos. Ni tan locos. Ni tan rotos”.

Gracias comunidad creyente (Iglesia) porque al hacernos vivir un tiempo litúrgico, no solo hacemos memoria de un pasado, sino que gracias a ese pasado caminamos en el presente agradecidos, alegres, luchadores, con sueños y esperanzas. De nuevo el poeta nos hace gritar la alegría de nuestra espera: “Te estoy esperando ¡Ven!. ¡Ven pronto!, no te detengas. El aire que te precede/ contiene sones de fiesta. Tu llegada me dará/ la felicidad completa”.

PARA PENSAR:

¿CÓMO VIVES LOS TIEMPOS?

Si eres creyente con esperanza. Si no lo eres también.

¿QUÉ ESPERAS DE TI MISMO?

Profundiza solo una respuesta: realizar sueños y proyectos

¿QUÉ SIMBOLOS TE AYUDARÁN A CUMPLIR TUS SUEÑOS?

Un abrazo solidario, alegre a lo que viene y por lo que estudias

#Adviento #Reflexiones #Navidad

166 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.