• Fabricio Alaña SJ

La tragedia de un padre/madre bueno


Arturo es un chico normal, como todos los que salen de una familia estable, de una pareja que se unió por amor. Arturo califica a su Padre de BUENO. Arturo pasa los 15 años, por lo tanto ya tiene una conciencia ética, sabe con la madurez de su edad, lo que es bueno o malo, lo que le conviene o no para crecer. Por ello, reconoce no tanto las cosas que le ha dado, no lo llama bueno a su padre por eso. Sino por las enseñanzas de vida, el cariño, el ejemplo que ha tenido como esposo de su mamá, el respeto que le ha mostrado, la ilusión que siente por ella, aunque se ha dado cuenta que en varias ocasiones han pasado momentos duros como pareja, sus padres han sabido sobrellevar las cosas, mantener la unidad de la familia y nunca descuidarse de sus hermanos, de las cosas necesarias para que crezcan todos por igual, sanos y felices.

Arturo no entiende por qué su hermano Pedro Fabían es distinto. Y con un año menos que él, decide encarar a sus padres, robarles dinero e irse de la casa. Su hermana Ruth, que ha recibido los mismo tratos y es la mayor, se fue hace tres años de la casa, ha hecho dinero, tiene títulos universitarios y está trabajando en una buena empresa. Ya va por el segundo matrimonio y no aporta nada a la casa para con sus hermanos menores. Los tres no se pueden ver, cuando en la última navidad se reunieron para desearse ¨noche de paz¨, se dijeron de todo y desde allí no se hablan. ¿Por qué a unos padres buenos, le suceden estas cosas, era la pregunta de Arturo?

Su Padre sin embargo, cada atardecer se ponía en la puerta principal bendiciendo a sus dos hijos que ya salieron de casa y esperando volverlos a ver para darles un beso y un abrazo. Una esperanza que cada día, sin desfallecer la cumplía pero que no se realizaba y le derramaba una lágrima. Para comenzar su tarea siguiente con una sonrisa, ya he bendecido a mis hijos podemos seguir compartiendo entre nosotros lo que nos ha pasado; no daba pie a la amargura ni a la tristeza. El ser humano es artífice de su destino, deben tomar decisiones y ser consecuentes con sus opciones, a mi me queda ser lo que soy, un Padre y un adulto, debo asumir los riesgos de haberlos educado en la libertad.

Su madre más silenciosa no se limitaba solo a bendecirlos cada noche antes de dormir, besaba la fotos de ellos y tenía siempre listos sus cuartos, como esperando que un día venga el uno a su cama, la tendría lista, y la otra a la que siempre será su casa. Terminaba con el rezo del ángelus y sus tres Ave Marías. Siempre dormía en paz. Sabe que Dios no falla. Solo en Él ponía su esperanza.

Arturo comprendió que la vida de sus padres era una verdadera tragedia, pero la historia que están escribiendo no termina, continua y en ella no dejan espacio a la amargura ni a la desesperanza, que la oración invita a pensar un poco más allá de las narices, pues asume la dureza de la vida como parte de lo que es el amor. Dios nos ama y es el amor lo único creíble y digno de fe. Si ve en sus padres fuerza, alegría y paz a pesar de tan graves problemas es porque los sostiene el amor fundante, incondicional de un PADRE DIOS, que respeta la libertad y porque es libre no se cansa de amar.

Arturo antes de dormir abrió la Biblia y leyó la parábola de Lucas 15 que también nos habla del fracaso de un Padre Bueno y de sus dos hijos que se llenaron de sentimientos egoístas, que no lograron cambiar la ternura del Padre para con ninguno de los dos y al ¨pródigo¨, el menor, que regresa, se le lanza al cuello, lo besa y le hace una fiesta, y al mayor resentido, que no se fue, le recuerda: ¨Hijo, todo lo mío es tuyo¨. Arturo, escribió en su Diario el aprendizaje más grande que le hayan dado sus padres. QUE EL VERDADERO NOMBRE DE DIOS ES MISERICORDIA (Papa Francisco).

PARA PENSAR:

  • ¿CÓMO UNOS PADRES PUEDEN TRANSMITIR LA FE A SUS HIJOS?

Con convicción y con el ejemplo.

  • ¿POR QUÉ LA MISERICORDIA ES EL VERDADERO NOMBRE DE DIOS?

Porque el amor solo se puede mostrar en acción, misericordiando.

  • ¿CUÁL ES LA MAYOR TRAGEDIA DE UNA FAMILIA?

No tener padres buenos.


5 views

Recent Posts

See All

MARIA ME LIBERÓ

Un grupo de jóvenes de un colegio católico comparaba su manera de expresar la fe con la de sus padres. Mi madre reza las novenas, asiste a la Iglesia, prende velas a santos, escucha programa radiales

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.