• Fabricio Alaña SJ

ÉTICA Y GÉNERO EN LA AMAZONÍA


Un docente de secundaria conversaba con otro de los viejos tiempos, cuando ellos comenzaron a trabajar como docentes. ¿Te acuerdas cuando teníamos ética y cívica, que después la llamaron moral y cívica como materia para inculcar los valores y principios que deben regir nuestra sociedad?  Nuestros chicos y chicas debían salir con el criterio de ser hombres y mujeres que sepan distinguir lo que es bueno de lo malo y tomen las decisiones que ayuden a construir un país donde impere la justicia, la equidad, la dignidad, la preocupación por el otro.

Si me acuerdo profe, habían unos debates interesantes sobre esos conceptos, los modelos que se implantaron en el saber filosófico, rama a la que pertenece la ética.  Se los hacía pensar a los chicos propuestas que mejoren la terrible corrupción, mediocridad, envidia y hasta maldad que había en el país en aquel entonces, se veía y se sigue viendo a la educación como el espacio para adoctrinar a los chicos en las ideas de los mayores y hagan las cosas que ellos no han hecho. Pero dígame profe, ¿hoy el Ecuador es más justo, equitativo? ¿se ha erradicado la envidia, la corrupción?. Lamentablemente no compañero profesor. El caso de la venta de medicinas cuando la gente más lo necesita, el caso de un pésimo Consejo Nacional Electoral, el circo de la Asamblea y tantos otros males que se ve que en nuestra sociedad no se entiende ni la palabra ética peor moral y lo cívica es conveniencia.

Una cosa que no reflexionábamos en nuestra época. –Cuál le pregunta el otro profe de la antigua época. Era el tema del género, le responde. Y eso hoy en qué se diferencia de lo que nosotros vivíamos. Debo reconocer que nuestra sociedad era machista, autoritaria, arribista. Desde la Iglesia nos enseñaban que la mujer debe obedecer, criar y cuidar a los hijos, el hogar y los hombres éramos bien machos y las mujeres bien mujercitas. Sabes, hoy la cosa es más complicada entiendo, pero una propuesta educativa que está haciendo la Hermana Lola Mora, licenciada en historia, profesora titular del Instituto Superior Tecnológico CRECER MAS de las Diócesis de Sucumbíos, ISTEC, que hoy se ha convertido en LA PUCE AMAZONAS, tiene unas propuestas maravillosas y concretas sobre la ÉTICA Y EL GENERO nos dará ejemplo para entender para qué es ética y qué se entiende por género. – Y de la Amazonía puede salir algo bueno en este tema- preguntó el otro profesor.

Verás lo primero que ha hecho la Hermana Lola para dar sus clases de ética y género es armar el currículo desde la realidad de la Amazonía, del entorno donde viven sus alumnos, conocer su medio, su historia y con ellos desde investigaciones prácticas y trabajos reales ver cómo debe ser una relación justa, un trato igualitario, un comercio que respete las personas, la naturaleza. Donde lo que importa es el ser, su identidad, su cultura, respetar su manera de ser, incorporarlo a un sistema social que ayude a cambiar estos antivalores que hoy se viven en nuestro país. –Y qué han conseguido

Que esta propuesta de la hermana Lola y su equipo de docentes de su Instituto Superior sea asumida por la universidad Católica del Ecuador, PUCE, que esté dentro de los diez mejores institutos superior del país evaluado por el CEAACES y que como concreción de las clases de ética los chicos investiguen como fomentar la cría, producción y comercialización justa y rentable, sustentable en todo sentido de los  productos de su entorno, como Chontacuro, haciendo conservas y otros productos aprobados por el INEN. Realizan ferias de todos los productos que investigan y producen en su universidad, organizan ferias e invitan a las comunidades a que participen y los ayudan en este tipo de sistema de ética.

Por lo tanto, un joven hoy puede ser un buen comerciante, un buen investigador, un buen ciudadano con ética. Así es, amigo. La perspectiva del género evita toda ideología y fomenta el respeto y dignidad de la persona en igualdad de condiciones para estudiar, pensar y crear. Entonces, la Amazonía y su gente tienen mucho que enseñarnos para que los colegios y universidades hagan algo parecido, muy sencillo: ETICA DESDE LA PERSPECTIVA DE GENERO. O sea, otra y muchas profesoras como la hermana Lola Mora y su equipo de jóvenes mujeres investigadoras y profesoras que hacen todo esto.

Por

P. Fabricio Alaña Echanique SJ, Mg


PARA PENSAR

¿QUÉ ENTIENDES POR ÉTICA?

La capacidad de hacer las cosas con criterio de bondad y justicia.

¿QUÉ ENTIENDES POR GENERO?

Una perspectiva de reconocer la dignidad del otro e igualdad de condiciones.

¿QUÉ SE PUEDE HACER CON LA ETICA Y EL GENERO?

Una sociedad donde prime la igualdad, la bondad, el comercio justo. 

87 views

© 2018 Para ti Joven. Todos los derechos reservados.